Utilizamos 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar Más información

Calidad

Cordinadora de calidad y procesos: Dra. Lucrecia Roca

Una de las primeras referencias que podemos encontrar en que se demuestra la utilidad de aplicar la metodología de calidad, pertenece a Florence Nithtingale, que disminuyó las tasas de mortalidad en el Barrack Hospital durante la guerra de Crimea (1854). Para conseguirlo utilizó la estadística para demostrar que las mejoras en los cuidados, la higiene y las condiciones sanitarias disminuían la mortalidad.

Durante el siglo XX, hay que destacar al Dr. Ernest Codman que creó los estándares para hospitales en los EEUU, del Colegio de cirujano (1918). En la década de los 50, Paul Lemboke, del Jonh Hopkins University Medical School, desarrolla e implanta el sistema de Audits para evaluar la calidad. Es en 1952 que se crea la Joint Commission on Acreditation of Health Organizations (JCAH), que tiene como función la acreditación de hospitales. A partir de 1964, se impone como requisito para la acreditación, la realización de audits internos y consigue que la acreditación sea de la estructura y también de proceso. Es en esta década que se publica el artículo de Donabedian “Evaluating the quality of Medical Care” en el que clasifica los métodos para mejorar la calidad en estructura, proceso y resultados.
En la década de los 70 se introduce el análisis de resultados y aparecen gran número de métodos de análisis. La JCAHO introduce en su sistema de acreditación, el enfoque por problemas y los centros deben demostrar que son capaces de generar mejoras. Finalmente, en la década de los 90 desarrolla los sistemas de monitoraje con indicadores.

En Europa, la primera iniciativa se produce en Holanda con la creación de la Organización para el desarrollo de la calidad CBO (1979).

En España, se crea la Sociedad Española de Calidad el 1984.

A nivel sanitario, el sistema de acreditación más conocido es el modelo de EEUU con la JCAHO. Desde 1982 todos los hospitales de los EEUU disponen de departamentos de calidad y tienen implantados sistemas de mejora continua de la calidad. Este sistema ha demostrado una mejora en el grado de satisfacción de los empleados y los pacientes, así como una reducción de los costes por proceso, y por tanto, una mejor capacidad de competición en el mercado. Hay que tener en cuenta que el sistema sanitario Americano es mucho más competitivo que el nuestro.

Está demostrado que los sistemas de mejora continua de la calidad obtienen buenos resultados, con mejor calidad asistencial y menos coste y, por tanto, más eficiencia.

El 17 de enero 2006 se publica el decreto 5/2006 por el que se regula la acreditación de centros de atención hospitalaria aguda de Cataluña. El nuevo sistema de acreditación se basa en el modelo europeo de calidad (EFQM) y ha sido adaptado para la acreditación de centros hospitalarios de agudos.

El Hospital de Sant Celoni en el Plan Estratégico vigente establece como objetivo primordial la gestión de la calidad y aprovecha la obligatoriedad del nuevo sistema de acreditación para iniciar un proyecto de calidad que tiene como finalidad la mejora continua “Es ser la organización de referencia en servicios de salud y sociales de calidad en el Baix Montseny, actuando como agente dinamizador de energías de la nuestra comunidad.”.